Blog Vizor Media

45 años del Pong

De izquierda a derecha: Ted Dabney, Nolan Bushnell, Fred Marincic y Al Alcorn. Los primeros dos, fundadores de Atari.

Así como la Humpty Dumpty abrió la era de los pinballs en 1947, Atari y el Pong hicieron lo propio con los videojuegos. El 29 de noviembre de 1972 la compañía creada por Nolan Bushnell y Ted Dabney lanzaron al mercado el primer gran videojuegos de la historia. Aunque hubo juegos previos, Pong es el primero de éxito comercial y se considera el fundador de la primera generación de videojuegos modernos y el punto de partida definitivo de esta industria.

El modelo diseñado por Al Alcorn fue puesto a prueba en el bar Andy Capp’s Tavern en California, transformándose rápidamente en todo un éxito, que se expandió por todo EE.UU. y luego al extranjero.

“Pong fue el primer videojuego exitoso en el negocio de los videojuegos. Introdujo un nuevo tipo de entretenimiento para el mundo y lanzó la industria de los videojuegos”, resume a La Tercera Alcorn.

“Tenía 24 años cuando diseñé Pong y mi objetivo era ver si podía diseñar un sistema de lógica digital que pudiera crear un sistema jugable en una pantalla de televisión. Fue emocionante trabajar en una startup con financiación insuficiente en la que fracasábamos rápidamente o teníamos mucho éxito. Nunca pensé que estábamos lanzando una industria. ¡Fue muy emocionante!”, agrega Alcorn, quien tras su partida fundó varias empresas, la última, Hack the Future, un festival de tecnología para niños.

Según Alejandro Alaluf, periodista especializado en videojuegos, se trató de un concepto súper revolucionario. “Logró encapsular todo ese sentimiento gamer que venía de fines de los 70, transformándose finalmente en un ícono pop, como lo fue después en los 90 Nintendo. Atari era el sinónimo de videojuegos en la época”, explica.

El juego consistía en un simulador de tenis de mesa, que ofrecía a dos jugadores el manejo de una paleta con movimientos verticales. La idea era pegarle a una pelota y traspasar la línea del adversario, siempre acompañado de un característico sonido. A medida que avanzaba el juego aumentaban la velocidad y la dificultad.
A fines de 1974 el fenómeno ya se había expandido por todo EE.UU. Existían más de 100.000 máquinas recreativas de videojuegos, generando ganancias por US$ 250 millones anuales.

“Si uno lo mira ahora, parece hecho por cavernícolas, pero la gracia que tenía era que ocupabas mucho de tu imaginación al ver un punto que se movía de izquierda a derecha, y dos paletas para arriba y para abajo. Tu imaginación te ayudaba a generar ese mundo de fantasía. El Pong era eso. Ese detalle es bien interesante, y se ve en pocos medios, salvo la literatura y la música quizás”, dice Alaluf.

En 1975, en alianza con la multitienda Sears, Atari lanzó al mercado una versión doméstica de Pong, y dos nuevas versiones del juego, Super Pong y el Ultra Pong, los que en 1977 fueron incorporados en su icónico modelo 2600, que superó los 44 millones de unidades vendidas.

La primera versión de juego, en una máquina Arcade.